5 claves para afrontar positivamente el desconfinamiento y superar el “síndrome de la cabaña”

Luego de casi 5 meses de cuarentena obligatoria es normal que muchas hayan alcanzando tal nivel de comodidad y seguridad en sus casas, que ahora que comienza el desconfinamiento se sientan extrañas. Pero tranquila, que así como te adaptaste a estar 24/7 entre 4 paredes, también tienes la capacidad para volver a adaptarte a la vida en sociedad, eso sí, con todas las precauciones que exige esta crisis que aún continúa.

¿Has escuchado del “síndrome de la cabaña”? Se trata de un estado de ánimo, mental y emocional que hace más difícil volver a la situación de antes de la cuarentena ‘puertas afuera’, ya que para muchas sus casas se han convertido en un espacio donde se sienten seguras y protegidas, y donde además han creado rutinas que les dan absoluta tranquilidad.

“Luego de una larga etapa de confinamiento, salir a la calle es un ejercicio al que, poco a poco, nos estamos enfrentando. Una rutina que hay que volver a adoptardespués de haber experimentado, en muchos casos, el  Síndrome de la Cabaña” explica en el sitio web de Clínica Alemana la sicóloga Solange Anuch. Y agrega: “este síndrome puede presentarse con baja en la motivación, dificultad para despertar, ansiedad, irritabilidad, siestas frecuentes, menos paciencia, decaimiento, desesperación y tensión, pero que debiera ceder gradualmente con el desconfinamiento a lo largo del primer mes”.

Acá te damos algunos consejos que te ayudarán en este periodo, pero lo más importante: ¡sé paciente contigo!

Reactiva las salidas gradualmente

Lo mejor es intentar que tus salidas aumenten de a poco, para ir recuperando lentamente la sensación de control y seguridad. Además, no olvides que seguimos en una crisis sanitaria, así que es importante que dosifiques tus salidas y las restrinjas.

Toma todas las precauciones sanitarias

Las medidas de cuidado básicas del Covid-19, como el uso de mascarilla y alcohol gel, lavado de manos, distanciamiento, etc., son fundamentales para sentirte más segura en tus primeras salidas y así calmar la ansiedad que te puede estar provocando el desconfinamiento.

Dale tiempo al tiempo

Es probable que las primeras semanas de confinamiento te hayas sentido incómoda o ansiosa, pero luego te adaptaste. Ahora es lo mismo pero en sentido contrario, así que date el tiempo necesario para adaptarte con calma y no te pongas más presión de la necesaria.

Normaliza lo que sientes

No te consideres un bicho raro por no querer salir ahora que está permitido, es totalmente normal sentir algo de estrés ante este cambio. Quítale presión a tus sentimientos y no luches contra ellos, mejor enfréntalos y avanza poco a poco para adaptarte a esta nueva realidad.

Mantén los buenos hábitos que adquiriste durante la cuarentena

Para algunas fue la cocina, el deporte, la meditación, la lectura… ¡qué bien nos hizo a muchas volver a tener tiempo! No pierdas esas hábitos saludables, precisamente esos momentos para ti te ayudarán a sobrellevar mejor esta nueva etapa.

En cualquier caso, si la sensación de angustia y ansiedad se prolonga mucho tiempo y empieza a limitar tu calidad de vida, es importante que consultes a un especialista.