Personalizadas al máximo: así se usarán las joyas esta temporada

La cosa es simple, llevar la inicial del nombre colgando al cuello es lo más. Es una tendencia que agarró fuerza el año pasado y no pretende abandonar (y menos mal, porque nos fascina). Las hay de todos los tamaños y estilos, ¿el más reciente? Quitarle la exclusividad al cuello y abrir las opciones a las muñecas, la cintura e incluso los cordones de zapatos.

Desde que Celine inspiró al street style del mundo con sus colgantes XL con letras bañadas en oro, la tendencia explotó en todas partes. Hemos visto copias literales, y reversiones variadas (desde Topshop, Asos y hasta Ali Express) que se lucen colgando del cuello. Y es que llevar un accesorio personalizado o con algún detalle que lo haga sentir más propio tiene su encanto.

Remontémonos a los 90 e incluso comienzos del 2000 cuando llevábamos el cuerito playero con nuestro nombre escrito en letritas plateadas, o esos cuadritos blanco y negro que se sumaban a los collares de mostacillas. La tendencia no es nueva, pero en pleno 2019 –y en realidad dede el año pasado- vuelve sofisticadísima, combinada con otros colgantes en varias capas e incluso haciendo juego con varias otras iniciales.

No hay firma ni estilo que se resista. Hoy es posible encontrarlas en todas partes, a todos los precios, en tamaños variados y muchísimos estilos. En medallas, con volumen, con perlas, texturas, lisas ¡cómo te lo imagines! ¿Cuál es la novedad entonces? Que las iniciales de tu nombre no son exclusivas del cuello. Ahora adornan la muñeca, la cintura y pueden llegar hasta el cordón de tus zapatillas y bototos.

Pandora, de la mano de su más reciente lanzamiento Reflexions of You, llega cargada de letras del abecedario para que armes tu nombre, el de alguien querido o crees una palabra que te identifique o el nombre de tu lugar favorito. Puedes llevar solo una letra, llevarlas todas iguales o combinar tonos (plata y rose gold, por ejemplo).

Están diseñadas para acompañar los brazaletes de Reflexions, pero su forma plana y compacta permite que lo podamos ponerlas en los cordones de las zapatillas. Esto último nos encantó, es un detalle sencillo, pero a la vez con tanta personalidad.

Veremos hasta dónde llegará la tendencia de accesorizar con las iniciales, pero dudamos que sea algo que vaya a terminar pronto. Todo lo contrario. Mientras más personal y significativo, mejor.