¿Blanco o negro? Mejor decoremos con gris

Ni blanco ni negro, démosle la bienvenida al gris para reinar en la casa. Es un color suave, en su versión perla, pero además muy versátil ya que existen muchísimos tonos de gris. Se pueden aplicar en las paredes y en muebles, detalles o papeles murales. ¡Mira cómo lo podemos incorporar en la casa!

El gris es un color que está más cerca de la familia de los negros, y al ser más oscuro, absorbe la luz, por lo tanto tu espacio se verá más pequeño. Sin embargo, existen muchísimas tonalidades de grises, como el gris perla (con mucho más de blanco). Este, tan de moda en decoración este último tiempo, tiene la capacidad de generar interiores sofisticados, calmos y envolventes. Puedes verlo en paredes, molduras y detalles, como puertas o mobiliario.

Es muy importante que, para la utilización de gris (y en sus distintas tonalidades), le llegue bastante luz natural al espacio elegido. De esta forma el color resaltará aun más y el espacio se expandirá al recibir luz del sol.

El gris perla queda muy bien combinado con maderas naturales y en distintos tonos. Puedes mezclarlo fácilmente con blancos, y también con toques de colores fuertes y explosivos, como el amarillo, rosado o morado en ciertos objetos decorativos, o bien, en algún mueble.

En textiles, el gris perla es un excelente color para dar rienda suelta a tu creatividad. El lino (en cubrecamas, quilts o bien en algún sofá) queda muy bien con este color, pues resalta su materialidad ligera y además absorbe muy bien los rayos UV, lo que además lo hace resistente al tiempo.

El estilo nórdico

Uno de los estilos decorativos que más se afianza a esta tendencia es el estilo Nórdico, debido a su simplicidad y limpieza del espacio. Pero si lo que quieres es dar un toque más chic a tu sala de estar o living, un papel mural con tonos marengo y plomo crearán un juego de volúmenes en la pared, saliendo del estilo nórdico y minimalista.

Look industrial

Otro look, es el Industrial. Con el gris como protagonista a través de las vigas o en un piso de cemento, el look Industrial salta a la vista, resaltando un toque frío pero muy contemporáneo. El gris puede aplicarse además en muebles en su versión pizarra, y así se va jugando hasta crear el ambiente perfecto con los distintos tonos de gris.