Guía de cortes: el Abc de las chasquillas de temporada

Eso de que ‘pequeños cambios hacen TODA la diferencia’ aplica de principio a fin si hablamos del flequillo, capaz de transformar absolutamente tu look y rostro. Aunque muchas le temen a la chasquilla, la clave está en elegir la correcta para tu tipo de pelo y forma de cara; y para saber cuál es cuál, Coca Oyarce, socia co-fundadora de la peluquería La Guapa Simona, nos ayuda a descifrar cada uno de los flequillos que lideran las tendencias esta temporada.

“La chasquilla (o flequillo) no hace excepciones, ¡queda bien a todas! Rejuvenece al dar un aspecto más fresco. Independiente de tu textura capilar, de la forma de tu rostro, o si tienes la frente amplia o pequeña, el tema es elegir bien cuál es la más adecuada para ti. Solo se hace un poco más difícil llevarla cuando tu pelo es muy crespo o si tienes remolinos importantes. Claramente las más lisas son candidatas ideales para atreverse con una chasquilla, pero hoy, gracias a las nuevas técnicas y procedimientos de alisados, todas pueden lograr una lindo flequillo, fácil de manejar en poco tiempo”, describe Coca.

Además, según explica, el otoño-invierno es perfecto para aventurarte con este cambio de look: “En general las chasquillas las proponemos más en la temporada invernal, ya que al no hacer calor no sufrirás porque se encrespa con la humedad o la transpiración. Y como en esta temporada acostumbramos a secar nuestro pelo con secador, la chasquilla se mucho más fácil de manejar”.

Pero, ¿cuál es cuál?

Microflequillo

Mide aproximadamente el ancho de 2 dedos y fue inspirada en la actriz Audrey Hepburn. Es bastante cortita y para lucirla más fresca debe ser ‘picoteada’, además como deja las cejas al descubierto potencia la mirada. Genera un aspecto entre rockero y fresco, perfecto para llevar un look diferente. Es ideal para una frente más amplia o rostro alargado (en frentes más cortitas no sirve, ya que no logra apreciarse su característica de XS). Una cara ovalada y delgada es la candidata perfecta para este tipo de flequillo.

No la recomiendo para un rostro más redondeado, porque en ese tipo de facciones la idea es dar la sensación visual de un rostro más largo y eso no se logra con el microflequillo por su desproporción. Lo mismo sucede con los rostros cuadrados, esta chasquilla acentúa ese rasgo, no lo suaviza.

Si te gustó este corte, revisa la nota: “Baby-bangs, la chasquilla fresca y cómoda que triunfa esta temporada”.

Flequillo cortina

Esta chasquilla, popularizada en la década del 50 por Brigitte Bardot va abierta al medio, pero al ser larga, puedes lucirla hacia el lado para variar tu look cada día. Funciona como marco de la cara, convirtiéndose en un accesorio al amarrar el pelo en una cola o tomate (foto 1). Ayuda a potenciar las facciones y no hay rostro que no pueda lucirlo.

Flequillo largo y recto

Son sentadores para caras ovaladas o cuadradas, ya que tienden a redondear las facciones; también para personas con frente cortita, ya que se saca un triángulo desde atrás para dar la sensación de que la frente es más larga; para personas con nariz pronunciada, porque da la sensación de que la nariz retrocede hacia el rostro y se achica, ya que el foco pasa a ser el flequillo; y  para frentes amplias, así se cubre mejor. Se puede cortar denso de un sólo largo o ‘picoteado’.

Flequillo XL

Funciona como ‘mechones de acompañamiento’ y les va bien a todo tipo de rostros, sobretodo a los más redondeados o con mejillas más rellenitas, puede abrirse al medio o moverlo hacia el lado tipo ‘jopo’. Al generar un corte visual desde los pómulos hacia las mandíbulas, estiliza las facciones. Es a mi gusto, el más sentador ya que permite ir variando su posición sin estar amarradas a alisarla.