10 pendientes cotidianos para tachar esta cuarentena, ¡ahora es cuando!

Todas tenemos ‘algo’ pendiente, que por uno u otro motivo, nunca concretamos. Falta de tiempo, flojera o simplemente olvido… pero ahora que estaremos un buen tiempo en casa no hay mejor momento para rescatar esa lista de cosas por hacer. Acá 10 clásicos para retomar de las ‘to do list’ cotidianas.

1. Limpia tus brochas de maquillaje

Es uno de los rituales de belleza más olvidados, pero TAN necesario. Así que si ha pasado mucho tiempo desde la última vez que las limpiaste, o peor aún, si es que nunca lo has hecho, es momento de ocuparte de eso. Lo ideal es limpiarlas una vez a la semana, aunque las brochas para polvos pueden aguantar hasta 1 mes. Hay productos especiales para lavarlas, pero también puedes hacerlo con un champú o jabón neutro, masajeando sus cerdas suavemente con la palma de la mano. Luego elimina el exceso de agua con un papel absorbente y déjalas secar boca abajo.

Para saber más revisa la nota Beauty: ¿cómo limpiar las brochas de maquillaje?

2.Escobilla tus zapatillas de lona blancas (que ya están cafés)

No hay nada tan perfecto como unas zapatillas radiantemente blancas, tal como el día que las estrenamos… lástima que eso dure tan poco, sobre todo si no tenemos el hábito de limpiarlas periódicamente. Agarra tu zapatillas blancas que ya están cafés y disponte a recuperar su color original.

Lo mejor es dejarlas remojarlas unos minutos en agua tibia con un detergente suave para que ‘suelten’ la suciedad (si es que son de lona) y  luego escobillarlas a mano o usar un paño con textura para quitar las manchas. Para finalizar, elimina el exceso de agua y déjalas secar boca arriba. Un buen consejo es rellenarlas de papel de diario para que absorba la humedad y no pierdan su forma original.

3. Cósele de una vez el botón a esa blusa

Seguramente varias tendrán una blusa regalona que no se ponen porque se les cayó un botón, o que arreglaron momentáneamente ‘a la mala’ con la ayuda del infaltable alfiler de gancho. No hay que ser una experta en corte y confección para solucionar este problema. Saca el costurero de emergencia que tengas en tu en casa y a coser se ha dicho. Si tienes más de una prenda que necesita un arreglo simple, aprovecha el impulso y suma todo a la pila.

4. Haz una limpieza de tu productos de belleza

Llegó el momento de revisar todos esos productos que llevan años en nuestro botiquín y cosmetiquero; y si están vencidos, a la basura, o si aún les queda vida útil entonces a empezar a usarlos. Además, esta es es una buena instancia para evaluar lo que realmente usas y necesitas, y así regalar o vender aquello que solo te ocupa espacio.

5. Organiza tu joyero

El desorden es nuestro GRAN enemigo cuando se trata de saber exactamente qué accesorios tenemos y así incorporarlos a nuestros looks. Lo que no vemos, lo olvidamos… ¡es así! Así que organiza tu joyero para mantener todo en su lugar y en buen estado, sobre todo las joyas más delicadas que requieren un cuidado especial.

6. Haz una selección consciente de tu ropa

Llegó el momento de hacer el closet détox que varias aplazamos una y otra vez. Lo primero es evaluar qué se queda, qué se guarda hasta la próxima temporada, qué se regala o vende y qué se bota. Si tienes duda sobre algo, pruébatelo y luego decide si quieres quedártelo o no. Eso sí, evita botar por botar, la premisa es alargar al máximo la vida útil de las prendas, ya sea en tu clóset o en el de alguien más.

7. Dile adiós a los calcetines sin par o ropa interior que ya no usas

Merecía un punto aparte. Despídete de todos los calcetines sin par que esperas encontrar algún día o de los que tienen un hoyito y por alguna razón te rehúsas a botar. Haz lo mismo con la ropa interior, de nada sirve tener decenas de sostenes si solo te pones un par. Haz una limpieza y deja espacio para lo que sí es útil.

8. Practica ese peinado que viste en Instagram

La magia de internet y en particular de redes sociales como YouTube, Pinterest e Instagram es que nos propone looks que parecen imposibles pero que podemos hacer nosotras mismas en casa siguiendo sencillos paso a paso. Aunque creas que jamás te quedará igual, la mejor formal de constarlo es probando. Es muy probable que tu misma te sorprendas con el resultado.

9.Llegó el momento de lograr el cat-eye

El que la sigue, la consigue, así que si no te desalientes si aún no logras hacerte sola el atractivo cat-eye, que ahora es cuando. El encierro es le mejor garantía a tu favor por si algo sale mal, así que aventúrate a ensayar esta versátil técnica de maquillaje  para crear looks de impacto cuando termine el aislamiento social.  

Encuentra los tips para conseguirlo en el post Por qué fallamos en el cat-eye: estas son las clave de su éxito.

10. Atrévete con esos osados looks que tenías en mente

En Cranberry Chic nos encanta proponerte looks para innovar, pero también sabemos que no todas tienen el tiempo para el ensayo y error que implica salir de nuestros looks seguros y archi-probados. Por eso te queremos invitar a que aproveches estos días en casa para salir de tu outfits de confort y probar aquellas combinaciones que hace rato tienes dando vueltas en la cabeza. ¡Atrévete! No tienes nada que perder, pero sí mucho que ganar.