COVID-19: Guía práctica para optimizar tu tiempo trabajando en casa

Se vienen días difíciles y la forma en que TOD@S podemos ayudar es a través del aislamiento social. Afortunadamente, a muchos se les ha permitido trabajar desde casa, y aunque el ‘home-office’ puede parecer la modalidad soñada, implica varias dificultades, sobre todo para quienes tienen hijos. Ideamos esta guía de consejos prácticos y efectivos que te ayudará a organizarte mejor y mantener tu productividad.

Mantén una rutina similar a cuando salías a trabajar

Aunque quedarnos en casa no exige arreglarnos demasiado ni vestirnos en modo trabajo, es importante respetar ciertas rutinas que marcan el comienzo de la jornada laboral y también las pausas a las que estamos acostumbradas. Pon la alarma como de costumbre y dúchate, aunque luego te pongas solo un buzo o algo cómodo. Además date pausas para tomar un café, descansar de lo que estás haciendo o poner tu cuerpo en movimiento un rato.

Define un espacio para que sea tu ‘oficina’

Encuentra un lugar en tu casa, iluminado e idealmente alejado del ruido y del ajetreo familiar, para que funcione de oficina durante el tiempo que dure tu tele-trabajo. Equipa este espacio con todo lo que puedas necesitar, para que no tengas que pasearte, así mantienes mejor la concentración.

Establece horarios de trabajo y prográmate

Tal cual como si fueses a tu trabajo físico, es importante definir horarios y organizarte con tus tareas diarias para que tu productividad no decaiga mientras estás en casa. Tienes a tu favor que no perderás tiempo trasladándote de un lugar a otro, así que puedes empezar un poco más tarde o terminar más temprano, pero respeta tus horarios y las metas que te establezcas.   

Controla las distracciones

Es probablemente el mayor desafío de las personas que trabajan en sus casas: mantener a raya las múltiples distracciones que hay en un lugar que en su esencia no está hecho para trabajar. Los niños, la pareja, la mascotas, los pendientes en la casa, la televisión, las tentaciones de la cocina… todo supone una distracción, así que solo tu podrás mantenerlas bajo control. Aunque cueste, trata de aislarte, pon toda tu atención en lo que estás haciendo y olvídate por un rato que estás en tu casa.

Como seguramente tus hijos, pareja o con quien vivas, también estarán en casa mientras hagas ‘home-office’, es importante que converses con ellos y les expliques que deben respetar tu espacio y momentos de trabajo. La comunicación y colaboración familiar son clave para mantener la armonía en este período.

La tecnología a tu favor

Si no estás acostumbrada a trabajar en remoto, un excelente consejo es que te apoyes con la tecnología para que tu productividad o la de tu empresa no decaigan. Mantente conectada a través del correo o WhatsApp, crea reuniones online a través de las múltiples plataformas disponibles, busca nuevas formas de vincularte con tu equipo. Afortunadamente hoy contamos con muchísimas herramientas que permiten que el tele-trabajo sea una modalidad súper eficiente y práctica.