Llévate los pantalones blancos al otoño e invierno con estas ideas

Afortunadamente, hace un buen rato que los colores dejaron de asignarse a una estación del año. Y el blanco, específicamente, combina tanto en el más caluroso verano como el invierno más frío. ¿Necesitas ideas para trasladar tu pantalón albo a la media estación? ¡Aquí van!

El mes de la moda nos inspiró con los pantalones blancos como protagonistas. Ajustados, con influencias cargo, culotte, slouchy… ¡de todas los fit! La gracia es combinarlos con estilo a medida que van bajando las temperaturas. Para adaptar el look de verano, chaquetas ligeras, camisas y sweaters delgados son una excelente alternativa.

Blanco + negro puede ser un look ideal si además le sumas un print cuadrillé en tonos tierra.

Combinaciones de transición

Con tonos tierra. Es elegante y suave para hacer el cambio al otoño. Suma un sweater ligero con botines de color arena y ¡listo!  Los tonos beige y arena se lucen muy bien con el blanco, así como el camel. Es una combinación ganadora y recomendada para las que prefieren estilos menos llamativos, pero pulidos.

Blanco y negro. Un clásico. Todos tenemos estos colores en nuestro clóset, es fácil de lograr y una combinación segura. Puedes ‘suavizar’ el look con botines en tonos beige, hacer que tus piernas se vean más largas si tus zapatos también son blancos o mantener el black & White con negro. ¿Un comodín? Blanco + negro + camel.

Rojos y naranjas aportan audacia, alegría y originalidad al blanco. Puedes optar por una chaqueta de tweed, un blazer o una chaqueta de cuero. Si te complica los zapatos para combinar elige tonos neutros: arena, camel o negro.

El color del año se luce perfectamente con el blanco y de paso aporte unos aires marineros. El Classic Blue es un excelente tono para dar vida al outfit, se luce en todos los tonos de piel y, como el negro, seguro lo tenemos a mano en más de una prenda.

Total look, lo logras vistiendo entera de blanco –obviamente- pero también combinando tonalidades de crudo. La clave para armar un look interesante es jugar con las texturas o incorporar capas, el otoño e invierno es ideal para eso.