Köpskam: El por qué las nuevas generaciones sienten vergüenza por comprar

Para nadie es desconocido el impacto que genera la industria de la moda en el medio ambiente, y siendo la segunda más contaminante, es apropiado plantear un cambio en los hábitos de consumo. Es en este contexto surge ‘Köpskam’, un concepto escandinavo que se traduce como vergüenza por comprar. Así, resulta un empujón para una vida más sostenible y repensar la manera en que consumimos.

La conciencia ecológica y la crisis climática que atraviesa el planeta ha ocasionado que todos, de alguna manera, nos cuestionemos y replanteemos nuestra forma de vivir. El köpskam nace como una bandera de lucha, siguiendo al flygskam –movimiento que incentiva evitar viajar en avión para reducir la huella de carbono-. No es de extrañar que nazca en Suecia, la cuna de Greta Thunberg, y un país abanderado por la preservación del medio ambiente.

Greta Thunberg ha incentivado evitar los vuelos como medio de transporte para reducir la huella de carbono.

Cuando comprar incomoda

Si comprar te causa remordimiento, piensas mil veces si comprar o no, buscas alternativas en tiendas de segunda mano primero, o de frentón, te avergüenza decir que te fuiste de compras, ya estás viviendo en la filosofía köpskam. Esta palabra sueca se refiere a la vergüenza de comprar, sentimiento que viene al consumir con conciencia y pensar en las reales necesidades de compra, versus el “lo quiero, lo tengo”.

En ese sentido, hay una tendencia de resignificar la moda. No puede ser que hayamos pasado de 2 colecciones por año a 6. Si bien el fast fashion respondió a una situación social y económica, hoy, es más importante comprar menos y mejor. Hay un planeta entero de por medio que vale todo nuestro esfuerzo.

De esta manera, la propuesta es olvidarse de la ‘terapia de shopping’, la compra impulsiva y la tendencia rápida. Difícil camino cuando tiendas masivas ofrecen novedades cada semana. Sin embargo, basta pensar un poco y buscar otras alternativas antes. Siempre hay alguna amiga con la que puedes intercambiar algunas prendas, ventas de clóset y por supuesto, el mercado vintage.

¡Adios a la terapia de shopping! Si te unes al Köpskam solo comprarás lo que necesitas. Excelente para el bolsillo y mejor aún para el planeta.

A fin de cuentas, ¿realmente necesitamos tener todo lo que muestra Instagram? Difícil para quienes trabajamos y/o nos gusta la moda, pero no imposible. La invitación es reflexionar un poco antes de ceder al impulso y preguntarse: ¿realmente lo necesito? ¿puedo encontrarlo de segunda mano? ¿cuánto tiempo me va a durar? Seguro con estas preguntas empezamos a hacer compras de mejor calidad.