Las claves del estilo de Zoë Kravitz

Hija de Lenny Kravitz y de la actriz Lisa Bonet, de niña las cámaras la perseguían de la mano de sus padres o en sus primeras alfombras rojas cuando era una adolescente. No pasó demasiado tiempo hasta que Zoë (31) se convirtiera en toda una celebridad por sí sola, en la pantalla chica como protagonista de la serie de HBO Big Little Lies, y dando cátedra de estilo dónde sea que un fotógrafo la inmortalice. Estas son las clave de sus originales looks. 

Denim

Zoë logra sumar un aire especialmente estiloso a cada prenda de jeans que viste. Desde clásicos vaqueros con stilettos y un top básico, hasta maxi-chaquetas, las que lleva sobre mini vestidos, nos encanta el giro urbano y trendy que le da a la mezclilla.

Girl in black

Es sin duda uno de sus colores favoritos, para looks de día y sobre todo para eventos y alfombras rojas. Aunque para muchas el negro es la carta ‘segura’, lo cierto es que Zoë escapa de esta norma, ya que le suma una desbordante osadía a cada look con escotes pronunciados, cortes asimétricos, texturas y volúmenes. Atrevidos y originales, los ‘little black dress’ están lejos de ser un básico de su clóset.

Piel al descubierto

Si hay algo que nos conquistó de su estilo, es la personalidad y seguridad con que lleva cada look. Atrevida y siempre dispuesta a ir más allá, muchos de sus outfits se han convertido en EL tema del que discuten los críticos de moda. A veces aplaudida y otras criticada, para Zoë la moda está en lo que a ella se le antoje. No teme a mostrar bastante piel y lo hace con estilazo.

 

El rosa en su versión más cool

Aunque estamos acostumbrados a verla con looks de inspiración roquera o grunge, Zoë no se casa con ninguna tendencia, y justo cuando van a encasillarla como la chica ‘dark’ aparece con looks femeninos y naif de principio a fin. De ellos, el rosado (desde el palo rosa hasta su versión más eléctrica) es su favorito.