La colección de verano de Tommy Hilfiger nos recuerda a L.A. en los 90

Conoce más de la colección aquí.

Colores vibrantes, estampados geométricos, mucho denim y polerones por montón. Esto es lo que veremos principalmente en la apuesta veraniega de Tommy Hilfiger, cuya indudable inspiración noventera nos transporta a las playas californianas y potencia prendas que le vimos a nuestros papás.

Pantalones de tiro alto Mom fit con estampados –en versión denim claro y también colorida-, faldas de mezclilla de colores, cortavientos, poleras rayadas, faldas largas y las clásicas camisetas gráficas de Tommy Hilfiger, complementan una colección que, fiel a lo que ha sido el 2019, rescata la vibra noventera sin temor.

Con siluetas principalmente holgadas, la marca propone relajo y confort para pasar las altas temperaturas con estilo. El fucsia, será el protagonista –además de los clásicos de la firma, el azul y el rojo- y se invita a combinarlo con creatividad. Suma amarillo, texturas e incluso estampados.

Respecto a los prints, la apuesta es simple: rayas, rayas, rayas. Celestes, pasteles y de muchos colores fuertes. El punto en común es su grosor: las veremos anchas y bien protagonistas en blusas, poleras y shorts (el de tonos pastel nos enamoró). El animal print aporta presencia con matices de fucsia y negro en faldas y aplicaciones, ad hoc con la paleta general de esta línea.

Nuestro estampado favorito es el inspirado en los noventa. Sobre un fondo blanco se lucen motivos geométricos mezclados con palmeras en tonos azules, verdes y amarillos. Súmale una chaqueta de jeans oversize, una visera, una 7up y el salto cuántico a varias décadas atrás estará completo.

Tommy Jeans mantiene sus clásicos de siempre, como pantalones deportivos (ideales para el look athleisure) y polerones con capucha. Date una vuelta por aquí para conocer los detalles de esta propuesta. ¿Cuál es tu prenda favorita?