¡Hey, emprendedora! Aprende a mostrar tus productos con una buena foto de bodegón

Las redes sociales constituyen una vitrina fundamental para que los emprendedores puedan dar a conocer su marca. Lograr una buena foto, entonces, puede hacer toda la diferencia. Pero no es llegar, poner el producto y ¡clic! No. Hay que captar al cliente, crear una atmósfera que lo complemente, lograr que destaque y atraiga la atención. Aquí te damos algunos consejos.

Busca un fondo simple: blanco o con poca información. Queremos que el producto destaque, por lo tanto, evita demasiadas texturas y colores. Puedes trabajar sobre una cartulina blanca o alguna superficie lisa.

Elige cuál va a ser tu foco: el producto debe ser protagonista. Con eso en mente, busca piezas que resulten complementarias para la foto, pero que a su vez no compitan por la atención de lo que realmente te interesa mostrar. Aquí es clave manejar la ansiedad y no saturar la foto de cosas, muchas veces menos, es más.

Comprueba que las piezas se vean balanceadas dentro del encuadre. Esto quiere decir que ningún extremo se vea demasiado cargado. Controla el ‘peso visual’ con el tamaño de los objetos que estás utilizando, texturas y colores.

¡Momento de fotografiar! Selecciona el modo ‘pro’ en la cámara de tu teléfono Samsung, la serie Galaxy Note –como el Note10 y Note10+-, los S y los nuevos Galaxy A cuentan con esta opción, donde podrás ajustar ISO (la sensibilidad a la luz del sensor), regular la apertura del lente, el enfoque, la exposición, balance de blancos y hasta incorporar filtros. ¿Ya se ve cómo querías?

La foto está lista. Te recomendamos no tomarla desde tan cerca, un poco de aire te ayudará a encuadrarla mejor en Instagram.

Escribe un caption creativo, corto y preciso. Dale los últimos retoques a la foto con las opciones de Instagram.

¡Publica! Que te vaya muy bien. No te olvides de contestar rápidamente las preguntas y aprovecha para interactuar con tus potenciales clientes.