Deberías conocer el aceite de onagra, la planta de la mujer que la rompe en nutricosmética

Los aceites se han convertido en los grandes protagonistas de la cosmética, sobre todo de los cuidados naturales. Por eso nos encanta descubrir más de estos poderosos ingredientes de belleza, tal como el aceite de Onagra, que promete lograr una piel hidratada, suave y luminosa, cuidándola desde el interior.

Viene de la planta silvestre Onagra (también conocida como ‘Prímula’), y aunque sus efectos medicinales para calmar los síntomas provocados por la menstruación o menopausia son conocidos hace mucho tiempo –incluso la han bautizado como la ‘planta de la mujer’, su ingreso  a la nutricosmética es reciente.

Tradicionalmente la planta y sus semillas fueron utilizadas por los indios norteamericanos para curar heridas, problemas cutáneos y otras dolencias, pero su verdadera riqueza está en su fruto, del que se extrae mediante presión en frío su aceite, un poderoso elixir dorado rico en propiedades medicinales y cosméticas.

El aceite de onagra contiene altas cantidades de ácidos grasos esenciales (AGE) que actúan en nuestro cuerpo con efecto antiinflamatorio, y tiene múltiples beneficios sobre la salud de la piel. “Por sus propiedades, mejora su aspecto y aumenta la hidratación, siendo muy útil en caso de piel seca, poco luminosa o incluso para combatir los eccemas”, explican en Arkopharma, laboratorio español especializado en plantas medicinales.

Además ayudar a regular los procesos digestivos, previene su el envejecimiento de la piel, evita la caída del cabello y fortalece las uñas. Nada mal, ¿no?

Se puede consumir líquido, en perlas o cápsulas, y según la edad se recomiendan entre 2 a 8 gramos diarios. Eso sí, aunque se trata de un ingrediente natural y de venta libre, te sugerimos siempre asesorarte por un especialista.