Baby-bangs, la chasquilla fresca y cómoda que triunfa esta temporada

Tal cual lo impuso la actriz Audrey Hepburn en la década del 60, por estos días la chasquilla se vuelve a llevar bien cortita y con las cejas al descubierto, eso sí, con una reinvención más desordenada. Pero no se trata de meter tijeras y listo, por eso conversamos con la estilista Paulina Martínez de La Peluquerida (@lapeluquerida), quien nos entregó los mandamientos de este hit de primavera-verano.

Aunque su principal característica (además de su innegable comodidad al despejar totalmente ojos y cejas) es su apariencia despreocupada y ‘messy’, la popular chasquilla baby-bangs exige ciertos cuidados fundamentales. Para saber a qué rostros les favorece,  cómo lograrla y qué hacer para lucirla sana, Pauli Martínez nos comparte sus tips de experta:

-Es ideal para rostros ovalados o aquellos que tienen la frente más ancha, por ejemplo en forma de corazón, ya que al dejar las cejas al descubierto no acorta tanto el rostro, como sí puede pasar con otros flequillos.

-No es un corte muy recomendable para rostros con la frente muy pequeña, ya que podría acortar demasiado la cara.

-Aunque los cuidados y peinados dependen mucho del tipo de pelo de cada persona, en general es recomendable secarla con secador hacia abajo para ordenarla y darle forma. Al ser tan cortita, es casi imposible peinarla con un cepillo.

-Como su principal atributo es que sea ‘micro’, lo mejor es retocarla una vez el mes, o como máximo en un mes y medio. En un mes el pelo crece aproximadamente 1 cm., entonces pierde su gracia y se convierte en un flequillo normal.

Celebrities como Beyonce, Bella Hadid, Emma Watson, Úrsula Corberó, Alison Sudol y Emily Ratajkowski, han dejado claro que este revival -en sus versiones más osadas o clásicas- ya es tendencia.

En cualquier caso, Pauli recomienda que siempre te asesores por un estilista para saber si te favorece y cómo lograrla, ya que ninguna regla de corte es absoluta. ¿Te atreves con la chasquilla más trendy de la temporada?