Estos son los 10 mandamientos de la protección solar

Ahora más que nunca ¡¡CUÍDENSE DEL SOL!! Los daños de la radiación solar son acumulativos y muy peligrosos, por eso, aunque deberíamos protegernos los 365 días del año, acá te damos las reglas fundamentales que debes seguir, sobre todo en esta época.

1. Elige el producto adecuado según tu tipo de piel y estilo de vida

Invierte en fotoprotectores o filtros solares específicos según tu tipo de piel y necesidades especiales, como por ejemplo pecas o alergias. Es importante que elijas productos de calidad, aunque tengas que gastar un poco más (¡cada peso lo vale!) y con todas las certificaciones de protección. Los especialistas aconsejan usar filtros con factor de protección mayor o igual a 30, y de amplio espectro, es decir, que proteja de los rayos UVA y UVB, incluso en días nublados.                                                                                

2. Diferencia entre el bloqueador de cara y cuerpo

La piel de nuestro rostro es mucho más delicada que la del cuerpo y está más expuesta, y por ende tiene necesidades específicas que no puedes satisfacer con productos corporales. Además, generalmente las cremas para el cuerpo (incluidos los fotoprotectores) son más oleosos y tienen más fragancias que podrían afectar el pH del tu rostro. Así que, el bloqueador facial para la cara y el corporal para el resto del cuerpo.

3. Re-aplica el protector las veces que sea necesario

“La aplicación de los filtros solares debe realizarse unos 20 minutos antes de exponerse al sol y repetirse cada vez que la persona se moje, seque, practique excesivo ejercicio físico, transpire profusamente o cada tres horas de exposición solar”, explican del departamento de Dermatología de Clínica Alemana.

4. ¡No olvides las manos y orejas!

Son dos de las partes del cuerpo que están más expuestas durante todo el año, pero que irónicamente son las que más olvidamos cuidar, así que hazte el hábito de protegerlas con bloqueador a diario. Además, como las manos transpiran mucho y las lavamos varias veces al día, es importante que cuando lo hagas también retoques el bloqueador.

5. Almacena adecuadamente el bloqueador

Un error muy común es dejar el bloqueador en la guantera del auto o a pleno sol cuando vamos a la playa o piscina, ¡ERROR! Para que mantenga su función, es fundamental que el bloqueador no esté expuesto a temperaturas extremas.

6. Potencia la protección con accesorios

Ayúdate con accesorios como anteojos, sombreros y pañuelos. Un elemento muy útil son las sombrillas (otra herencia de la belleza oriental). “Usa ropa adecuada: camiseta de cuello redondo con manga hasta el codo, pantalones o faldas hasta la rodilla o más abajo, y de colores oscuros. Además utilizar sombreros de ala ancha o jockey y lentes con protección UV”, explica Tatiana Riveros, dermatóloga de la Clínica Alemana.

7. No recicles protectores solares de un año para otro

Aunque pueda ser tentador, sobre todo porque los buenos no son muy baratos, NO recicles los fotoprotectores de una temporada a otra. En cualquier caso, fíjate en la fecha de vencimiento, y si está borrada por el tiempo, mejor bótalo. Un protector vencido, además de no cumplir su función, puede causar irritaciones y alergias.

8. Cuida tus labios

La piel que recubre los labios es muy delicada y diferente a la del resto del cuerpo, por eso es importante cuidarlos con bálsamos labiales con protección UV. Tenlo siempre contigo y aplícalo antes de tu labial de turno, para que forme una película protectora de base.

9. Lee bien las especificaciones del fotoprotector

Es muy importante que sepas si el protector que ocupas es resistente o muy resistente al agua. Los primeros son los que luego de dos baños consecutivos (de unos 20 minutos cada uno) siguen protegiéndote, mientras que los muy resistentes aguantan hasta 4 inmersiones de 20 minutos.

10. Evita exponerte al sol en los horarios peak

El último, pero el MÁS EFECTIVO. La mejor forma de protegerte de los efectos dañinos del sol es previniendo. Así lo explica la Clínica Alemana en un comunicado oficial: “la protección física es la primera medida preventiva. Por lo tanto evita la exposición solar entres las 11.00 y 16.00 horas, especialmente cerca del mediodía, cuando la sombra que se proyecta es más corta que el cuerpo”. Si necesariamente tienes que estar expuesta al sol a esa hora, entonces privilegia zonas con sombra o techo.

Para saber más, revisa el post ¿Qué estás haciendo mal con tu FPS?