El secreto para una piel más linda es dulce y amarillo

El plátano, riquísimo en vitaminas y minerales, además de ser una fruta muy nutritiva es también un excelente aliado para cuidar la belleza y la salud de la piel. Ayuda a tratar las imperfecciones, mantener la hidratación y facilita la renovación celular, entre muchas otras propiedades. Sigue leyendo para conocer cómo usar este alimento con fines beauty.

Es un súperalimento, de eso no hay dudas. Contiene vitamina A, B, C, E y también minerales como el magnesio, potasio (por eso tan bueno para evitar calambres al hacer deportes), zinc, y hierro. “Gracias a la vitamina C, el plátano aporta a la piel gran luminosidad. Tiene alto contenido en potasio le permite hidratarla y tratar las imperfecciones. Este mineral tiene un poder hidratante que actúa dentro y fuera del cuerpo, y facilita la renovación celular”, explica la naturópata y cosmetóloga natural Denisse Ortiz (naturopatadenisseortiz@gmail.com).

Puedes aprovechar las bondades de esta fruta en su totalidad, es decir usando la pulpa y su cáscara. La primera se puede usar como base para máscaras faciales y la cáscara es útil para pieles con acné, para lo cual debes pasar la cáscara suavemente por la cara, evitando la zona de los ojos, y dejar actuar unos minutos.

Busca un plátano maduro y ¡manos a la obra! La especialista nos entregó algunas recetas de belleza que puedes hacer fácilmente en casa. (Estas mascarillas se dejan actuar durante 15 minutos, se enjuagan con agua tibia y continúas con tu rutina habitual de belleza).

Pieles secas:
1 cucharada de puré de plátano;
1 cucharadita de aceite de oliva;
1 cucharadita de miel.

Pieles grasas:
1 cucharada de puré de plátano.
1 cucharada de aceite de jojoba
5 gotas de Propóleo al 10%.
Se debe aplicar la mascarilla evitando el contorno de los ojos, dejar actuar por 15 minutos y aclarar con agua tibia.

Pelo: Ideal para nutrir y suavizar el cabello más seco. Realiza una mascarilla mezclando la pulpa de plátano, la yema de un huevo y miel. Aplicar en cabello de medios a puntas en cabello recién lavado, deja 20 minutos y enjuagar con agua tibia.

Para manos y pies: Mezclar la pulpa con aceite de oliva, aplicar en toda la zona a tratar y luego cubrir con guantes o bolsas de plástico. Dejar actuar 20 minutos y enjuagar.