Este año la falda denim se alarga a midi y ¡nos encanta!

No le compite a la clásica mini de jeans, pero se suma como una alternativa excelente para incorporar el denim en looks de oficina. Como es más larga, es ideal para looks de media temporada y se asoma como una manera un poco más elegante de llevar este material en los outfits.

El ascenso de la falda midi de mezclilla comenzó el año pasado y este verano ya la vimos con fuerza en las vitrinas de las principales tiendas de retail. Ya sea con botones frontales, apertura a los costados o por el frente; más ajustada tipo pencil o más holgada en forma de A; la falda se ha visto con más fuerza en el street style y muchas fashionistas ya se han apoderado del modelo, como Olivia Palermo o Katie Holmes.

La falda midi es elegante por esencia y es muy versátil, siendo de mezclilla más aún, pues se adapta a muchos estilos y permite diversas combinaciones. Por ejemplo, puedes potenciar la onda denim con total look si incorporas una camisa del mismo material, que queda brutal si la combinas con sandalias de tiras en verano (tenida apta para un cóctel incluso) o botines en punta ahora que estamos con temperaturas más frías.

Con una blusa blanca y stilettos la puedes llevar fácilmente al trabajo si le sumas un blazer, con sweater y pantys se acomoda a la época invernal. También logras un look más urbano con zapatillas. Lo único que hay que tener en cuenta a la hora de usar una falda midi, sea del material que sea, es que acorta algunos centímetros en las piernas, de modo que agregar un poco de altura con zapatos de tacón o de suela de al menos 3 cms, contribuye a alargar visualmente las piernas, para mantener la proporción con el torso.

En esta época puedes jugar con complementos como el beanie y sweaters oversize para mezclar capas, texturas y largos en looks cozy. Por otra parte, prendas como beatles te ayudarán a mantener la temperatura con un estilo más ajustado a la figura. ¿Cómo la combinarías tú?