Guía para cuidar tus prendas favoritas

Aunque la calidad de las prendas influye en su duración, lavarlas correctamente es tan importante como los materiales con que están fabricadas. La asesora de imagen Sofía Lavanchy nos entregó algunas claves para tener en cuenta en tus días de lavado.

Estamos a favor de adquirir prendas de buena calidad que puedan durar varios años. Pero no basta solo con comprar inteligentemente, hay que cuidar las prendas y considerar algunos factores antes de meterlas a la lavadora. Junto a Samsung y Sofía Lavanchy, les compartimos esta guía de lavado con datos para conservar tu ropa favorita como nueva por más tiempo.

 

1.Lee las etiquetas. Parece lo más obvio, pero ¿cuántas de ustedes realmente lo hace? Ahí están las claves, qué ciclo de lavado es el recomendado, la temperatura del agua y hasta instrucciones de secado. “Hay prendas que son súper delicadas que deben ser lavadas a mano. Esas se lavan por separado y con cuidado”, explica Sofía.

2.Separa por colores y lava siempre por el revés. Separa la ropa según colores –claras, oscuras y blancas- y evitarás el mal rato de encontrarte las prendas teñidas o percudidas por los tonos más oscuros. Además, lavar la ropa por el revés contribuirá a que los colores y tejidos duren más tiempo.

3. Lee el manual de tu lavadora. ¿Quién lee las instrucciones de la lavadora? Ya, ya, de esta no nos escapamos tampoco en Cranberry, pero vale la pena hacerlo porque así aprovechamos al máximo las características del electrodoméstico, por ejemplo, la QuickDrive™ de Samsung, tiene varias funciones innovadoras que es mejor darle un repaso para sacarle provecho a las posibilidades de este dispositivo smart, que también nos recomienda programas de lavado para cada tipo de tejido, color e incluso prendas con manchas.

4.Separa la ropa delicada. La ropa delicada debe ser lavada con otras de su tipo e idealmente evitar que toquen texturas más duras. Esto incluye incluso detalles como tachas o lentejuelas.

  1. Prefiere el agua fría, sobre todo para las prendas oscuras que permanecerán vibrantes por más tiempo. “El agua caliente puede incluso afectar la talla de una prenda”, comenta Sofía Lavanchy. Esta regla de privilegiar el agua fría aplica principalmente en tejidos de lana, seda o aquellos extremadamente delicados. No obstante, en algunos casos el agua fría no permite que el detergente penetre bien en los tejidos, por eso es importante el punto 1 y leer bien las etiquetas. Hay innovaciones que contribuyen, por ejemplo, la tecnología EcoBubble que incluyen las máquinas de Samsung, permite lograr buenos resultados sin tener que usar agua caliente. “El truco está en su motor especial que genera burbujas logrando disolver el detergente con aire y agua. Con esto, logramos que el detergente se transforme en una burbuja que se mezcla de manera gentil, profunda y uniforme en los tejidos”, explica Leonardo Miranda, Master trainer de Línea Blanca de Samsung.
  1. Usa la tecnología. Hoy en día las lavadoras inteligentes facilitan bastante las tareas del hogar, en el caso de la QuickDrive, incorpora un autodosificador que administra el detergente y suavizantes de manera precisa para realizar un lavado de calidad. Además, incluye 4 sensores inteligentes capaces de medir cuánta ropa lavarás y qué tan sucia está, para ajustar automáticamente la duración del ciclo. En definitiva, una gran ayuda para alargar la vida útil de tus prendas preferidas.

 

 

Equipo de Cranberry Chic

Equipo de Cranberry Chic

Inspírate y descubre los mejores looks de las principales trendsetters de tu país. Descarga nuestra app o registrate en www.cranberrychic.com