La moda de PVC se apodera del street style

Se lució en el 2000 y las Kardashians se encargaron de reflotarlos a través de los zapatos transparentes, aunque para ser sinceras, firmas de lujo también han hecho eco de la tendencia y lo han propuesto en sus colecciones, tanto en prenda como en accesorios. Hoy vemos en el streetstyle complementos como sombreros, cinturones, carteras y hasta chaquetas y faldas.

Chanel llevó zapatos y carteras de PCV en su desfile de primavera-verano 2018, aunque no es la única. Balenciaga, Loewe y Celine son otras de las firmas que se han sumado a la tendencia. Influencers, celebridades y hasta la Reina Letizia han hecho eco del estilo, esta última en zapatos destalonados de taco aguja (que he llevado en negro y nude en eventos).

Aunque a muchos no les guste para nada, hay que reconocer que aportan un aire fresco al look y también satisface la curiosidad de ‘ver más allá’, pues no olvidemos que este material deja ver absolutamente todo, de ahí que para los zapatos y botines resulte polémico, pues no siempre resulta estético enseñar los pies a través de plástico, sobre todo en verano.

Por eso también bolsos y carteras han resultado atractivos, pues permite ver qué cosas lleva una persona, lo que a su vez ha logrado jugar con estuches y organizadores coloridos y estampados que los dotan de personalidad extra. La adición más reciente a la moda de plástico son los sombreros (principalmente de pescador) y cinturones transparentes, que ajustan la silueta mientras dejan entrever la prenda a la que acompañan, de paso aportan un toque futurista, aunque recordemos que el uso fashion del PVC fue una propuesta del diseñador Pierre Cardin en los años 60, cuando lo contrastaba con tweed y colores fuertes.

Hoy por hoy, el estilo se combina con la logomanía, potenciando la sencillez e informalidad del material para looks llamativos y originales. Lo más reciente que hemos visto en el street style son abrigos, chaquetas y faldas de PVC, la mayoría transparentes, aunque también algunas de colores y otras con logos de marca. Una buena idea para verse distinta en los días de lluvia, aunque hoy la moda permite usarla según dicte el estado de ánimo y la creatividad del momento.