5 reglas de estilo para llevar un peludo

Cada invierno nos rendimos ante las acogedoras texturas de los abrigos ‘faux fur’ (de piel sintética), que abrigan como pocas prendas y nos hace sentir más glamorosas que nunca. Pero sabemos que no son un ítem fácil, por eso acá te dejamos 5 reglas fundamentales para llevarla con estilo y buen gusto.

  1. Sí a lo falso, pero con movimiento. Nos encanta que la industria sea capaz de imitar la suave textura de la piel, pero hay ser cuidadosa al elegir qué sintético comprar. Es importante escoger modelos suaves al tacto y que envuelvan la silueta con soltura. No querrás ir como robot enfundada en tu abrigo… Un consejo infalible: pruébatelo (abierto y cerrado) y mueve los brazos en todas direcciones para asegurarte de ir cómoda. Abróchate los zapatos, tómate el pelo, etc., es la mejor técnica para chequear cómo se comporta el abrigo en tu cuerpo.

  1. Bienvenidos los colores. Aunque nos cueste, este otoño-invierno la invitación es a alejarse de los colores ‘seguros’, como negro y camel, para atreverse con una paleta más osada. “Los tonos de temporada que vienen están en la gama de los verdes y azules, como el verde petróleo o turquesa”, sugiere el productor de modas Andrés Fernández. El desafío es encender los días grises con looks dominados por tonos poco tradicionales, ¿te atreves?

  1. Elige el modelo que se ajuste a tu silueta. Es la regla de oro que debes recordar antes de ir al probador con tu stock de peludos. Si eres alta, son bienvenidos los abrigos largos e incluso con algún estampado; si eres baja, entonces privilegia cortes a medio muslo o a la altura de las caderas. Para las más curvilínea, una opción favorecedora, además del corte midi, es llevar un modelo monocromático.

  1. Logra un equilibrio. Por definición, el peludo suma volumen, así que deberás equilibrarlo con el resto de los elementos que componen el look. Toma nota a lo que sugiere Andrés Fernández: “la mejor forma de llevarlo es con una silueta neutra; por ejemplo con una beatle negro y unos pantalones skinny, del tono o de jeans. Esta silueta base permitirá armónicamente que el peludo sea el protagonista”. Y agrega: “otra tendencia que funciona muy bien es combinar los faux fur en un look bohemio, que puede ser con una minifalda, pantys negras traslúcidas y botas. La fórmula es harto volumen arriba y poco en la parte de abajo”.

  1. Estampados sí, pero mídete. Nos encantan los looks jugados, por eso celebramos los peludos estampados animal print o con algún diseño pop. Eso sí, para no caer en el mal gusto, mídete respecto a qué tan osada serás. “Para darle un giro entretenido y jugado, los peludos animal print quedan muy bien si los rompemos con un accesorio de color fuerte, como por ejemplo un cartera en azul eléctrico o complemento naranjo”, propone Fernández.