Es oficial, el desfile de ángeles de Victoria’s Secret llegó a su fin

Se veía venir. El cierre de tiendas, dichos polémicos, y tiempos en los que las mujeres estamos luchando con más fuerza que nunca para alejarnos de la cosificación del género, han influido en que la firma de lencería decidiera dar fin a la famosa transmisión televisiva del multitudinario desfile.

Hace años que tanto los medios de comunicación como la opinión pública viene cuestionando el modelo de belleza que propone Victoria’s Secret. En días en que la inclusión racial, de tallas y estilos es cada vez más importante, la propuesta de la marca lencera pareciera cada vez más obsoleta y ajena a los nuevos tiempos.

Eso sí, no hay que olvidar que Victoria’s Secret inició una importante apertura y debate en sus comienzos. Hasta el primer desfile en 2001 había sido impensable imaginar una pasarela exclusiva de ropa interior, y la firma no solo lo logró exitosamente durante casi 20 años, sino además fue pionera en potenciar las curvas femeninas, trabajando con modelos que eran consideradas muy ‘grandes’ para las pasarelas de alta costura, tales como las icónicas Gisele Bündchen, Heidi Klum, Karolina Kurkova y Tyra Banks, y posteriormente Adriana Lima y Alessandra Ambrosio. Victoria’s Secret demostró que las modelos no eran puramente maniquíes y, en cambio, se centró en sus personalidades, estilos de vida y dar a conocer a las mujeres tras estos ‘ángeles’.

Pero los tiempos cambian y las sociedades evolucionan. Mientras empresas como H&M y Zara han hecho noticia modernizado su imagen con campañas inclusivas y nuevos tallajes, Victoria’s Secret, pese a que ha incorporado 19 nuevos rostros, -incluida Winnie Harlow, la modelo con vitíligo- ha hecho más noticia reciente por comentarios desafortunados, como el que realizó el ahora ex Director de Marketing, Ed Razek a Vogue, en noviembre del año pasado, cuando expresó que no creía que la marca debería incorporar nuevas tallas o modelos transexuales, o la reciente incorporación de Bárbara Palin (que causó polémica tras ser anunciada como ‘curvy’ cuando pesa 55 kilos y mide 1.75mts.)

 

Barbara Palvin
Winnie Harlow

Con estos antecedentes como factores, y en un intento por “evolucionar y cambiar para crecer”, la firma anunció la semana pasada que no habrá más desfile televisado. “Hemos decidido re-pensar el tradicional Fashion Show de Victoria’s Secret (…) no creemos que la televisión es el fit correcto” anunciaron en un comunicado, y dejaron entrever que desarrollarán un nuevo tipo de evento utilizando plataformas diferentes en el futuro. Decisión acertada considerando que el año pasado la audiencia fue de 3.3 millones, mientras en 2013 los telespectadores ascendían a 9.7 millones, según consignó The New York Times.

¿Es el principio del fin? Quizás. Pero 41 años de historia avalan a la marca y si quiere sobrevivir, DEBE reinventarse. Según informó Telva ha experimentado baja en sus ventas durante siete semestres seguidos y las cifras no han sido alentadoras. Por lo pronto, la firma de lencería busca conquistar nuevos públicos y abrirá prontamente en Chile la tienda más larga de la región, en un local de 750 metros cuadrados ubicado en el mall Parque Arauco.