GIRL CRUSH: Diane Bathen, la (no) influencer que cautivó a Vogue

Es modelo, actriz y mamá. Participó recientemente de la película Temblores, del director Jayro Bustamante. Fue precisamente en la presentación del film en la 69 edición del Festival de Cine de Berlín donde Vogue España se fijó en la belleza natural de la guatemalteca y aseguró que escucharemos bastante de Diane en el futuro.

Aunque tiene solo 1.190 seguidores en Instagram (abrió su cuenta en febrero), Diane Bathen es reconocida por su participación en diversas campañas publicitarias en su natal Guatemala. Su popularidad podría crecer rápidamente en la red social y también como celebridad tras su participación en la Berlinale en febrero. Mientras daba a conocer la película Temblores, Vogue España quedó encantada con la belleza natural de Diane.

“El maquillaje se rebajaba a la mínima esencia (¿algo de máscara de pestañas, colorete y brillo de labios, quizá?). Bathen hace de las pecas una reivindicación de su sello personal y deslumbra sin artificios. El pelo messy, además, contribuye a toda una declaración de intenciones que se transmite al resto de los elementos que componen su estilo”, indicó la publicación.

La actriz inició su carrera a los 16 años como modelo, trabajo que combinaba con diferentes colaboraciones para ONG de Guatemala, como Project Concern International, con quienes trabaja hace seis años para apoyarlos en sus proyectos para combatir la desnutrición y prevención de la mortalidad materna infantil.

Diane Bathen tiene tres hijas, la primera la tuvo cuando tenía 23 años. “Al inicio fue una sensación extraña, de intriga y miedo, porque es una responsabilidad grandísima. Pero la etapa de embarazo es tan mágica e increíble que lo disfruté muchísimo. Cuando ya la tuve conmigo me sorprendió el vínculo, esa conexión tan fuerte que se crea entre ambas que se pueden comunicar con sólo una mirada. Esa sensación la volví a vivir cuando nació mi segunda hija”, contó a Look Magazine en 2015.

Con respecto a su estilo, es poco lo que podemos ver en su Instagram. Sin embargo, podemos notar que –cuando no participa de producciones de moda- lleva la piel desnuda o lo más natural posible, y combinarlo con prendas sencillas de fit holgado. Para el Festival de Cine de Berlín, que le valió la nota en Vogue, llevó un vestido de inspiración étnica con encajes en mostaza y azul, que combinó encima de unos jeans rasgados.

Vale la pena darle un vistazo a su Instagram para ver sus fotos delicadas y con aires vintage. Estaremos atentas a sus próximas noticias, porque como dice la famosa revista, tiene material para desarrollar y mostrar con total seguridad.