¿Flacidez? Hay un láser que promete cambios desde el primer día

Todas queremos mantener una piel firme, sobre todo en zonas como el cuello, los brazos y la panza. El deporte y los cuidados ayudan, pero el paso de los años hace su efecto inevitablemente. Por suerte, la tecnología está a nuestro favor y existe un láser con efecto reparador desde el día uno. Conoce las claves y beneficios del famoso Titan.

Titan es un láser con tecnología infrarroja que produce un calentamiento profundo en la dermis. De esta manera genera una contracción inmediata de las fibras de colágeno, que aumentan la firmeza de la piel. “Se puede notar un cambio significativo desde la primera sesión, con disminución de la flacidez, pliegues y arrugas, aunque de 3 a 6 meses se ven resultados más óptimos. Las zonas que responden mejor a este tratamiento es la región de la mandíbula, barbilla, abdomen y antebrazo”, explica la dermatóloga de Dermacross, Valeria Selle.

Cada sesión dura 40 minutos y se recomienda realizar tres consecutivas, una vez al mes. Según el daño inicial de la piel y la respuesta de ésta al tratamiento el especialista evaluará si se pueden espaciar las sesiones y si es necesario sumar más.

Es un tratamiento apto para todas las edades, ya que también actúa como una terapia preventiva de la flacidez. Las embarazadas y pacientes con patologías inflamatorias deben abstenerse de realizar el tratamiento.

¿Cómo mantener el efecto? Hay tratamientos complementarios de radiofrecuencia como el Venus Freeze o Radisse, por nombrar otros tipos bioestimulación (para mejorar la calidad y tensión de la piel). Estos funcionan con pulsos electromagnéticos que promueven la circulación a la vez que estimulan la formación de colágeno y elastina.

Pero ¡ojo! los hábitos en casa son tan importantes como la ayuda profesional. Si tu tema es la flacidez, busca productos con compuestos como “ácido hialurónico, ascórbico, retinoico  y otros alfahidroxiacidos (apropiados para pieles normales o secas) son una buena elección para esta condición de la piel. Recomiendo combinar el tratamiento tópico con suplementos de colágeno por vía oral, limpieza y humectación de la piel, así como mantener una buena alimentación y proteger la piel del sol. Esto nos permitirá tener una piel saludable y eso influye positivamente sobre la tensión de la piel”, sugiere la dermatóloga.