Fiebre selvática: estos son los nuevos estampados animal

No todo es leopardo si hablamos de animal print, y tampoco de serpiente –que indiscutidamente ha dominado vitrinas, pasarelas y street style desde mediados del año pasado-. La moda se ha inspirado en toda la jungla y más que nunca ha rescatado todos los estampados de inspiración animal. ¿Los que vienen en ascenso? El print de cebra y el atigrado, ¡no le pierdas la pista!

Siempre llamativo y protagonista, el animal print ha pasado del status al rechazo una y otra vez. Su aterrizaje en la moda se atribuye a Christian Dior en los ’50, quién estampaba de leopardo las telas de los vestidos para la actriz Bettie Page, acción que daría pie a que el print se llevara en trajes de baño, vestidos, faldas, blusas y hasta cinturones.

En la década siguiente se volvió refinado cuando lo usaron íconos de estilo como Jackie Kennedy, la reina Isabel de Inglaterra y Grace Kelly. En los 70 y las décadas que le sucedieron se masificó de la mano de la música, con artistas como Madonna o Prince.

Hasta ahí, salvo tendencias esporádicas el estampado de leopardo fue amo y señor de pasarelas y street style. Hasta ahora. Durante los desfiles de primavera 2019 observamos que el estampado de tigre y de cebra asumían un protagonismo que no habíamos visto en temporadas anteriores. Roberto Cavalli, Prada y Marni fueron algunas casas de moda que se aventuraron con este nuevo estilo (que también incluyó el famoso estampado de serpiente en colores vibrantes como celeste, verde o amarillo).

Para llevarlos con gracia la receta es fácil: combínalos como quieras. Para looks jugados y más extremos mezcla estampados (tigre + serpiente, tigre + leopardo, cebra + chita o cebra + serpiente). Para equilibrar los neutros siempre resultan una carta segura y si quieres un outfit llamativo llévalo combinado de colores vibrantes o que generen contraste, por ejemplo, lila, amarillo o rojo.