El reinado del beige es absoluto este año: aprende a llevarlo con estilo

Los tonos neutros se toman la temporada fría. Y el beige, es el favorito según hemos visto en las semanas de la moda. Si antes era visto como una opción segura y clásica, hoy se reversiona como una alternativa extra fashion y elegante para el día a día. Para evitar caer en looks muy planos o aburridos la clave es combinar: texturas, tonos y capas. En esta nota te decimos cómo.

Cuando uno no sabe bien qué ponerse los neutros son el comodín que siempre vienen bien, el problema es que no nos damos cuenta y terminamos vestidas de negro y gris ¡todo el año! Si además eres de las que usan muchos básicos, la combinación puede resultar tremendamente plana y fácil de olvidar. Por eso este renacer del beige ha causado opiniones encontradas, pero la verdad es que es un tono sobrio y elegante que vale la pena considerar.

En los street style de Milán y Paris el beige se vio en looks espectaculares y muy sofisticados que echaron por tierra cualquier idea que relacione al beige con un tono aburrido y sin gracia. ¡Es todo lo contrario! Versátil, sobrio y lujoso; puedes lograr combinaciones llamativas sin dejar de ser un look moderado, como ocurre al hacer un color block con tonos como celeste o morado, por ejemplo.

Por ejemplo, puedes mezclar texturas, como un sweater con un pantalón de tela y un abrigo o chaqueta de cuero; o lana con seda. Puedes jugar con capas y armar un outfit con volumen y movimiento.

El beige también ayuda a suavizar el negro, enriquece otros neutros como el blanco, aportándole calidez y sensación de confort.

Suaviza tendencias más extremas, como accesorios llamativos o estampados. Sirve de lienzo para combinar lo que quieres y cómo quieras.

Si te decides a llevarlo en un total look, opta por vestidos con caída, trajes o piezas en diferentes tonos de beige.