El fin de una era: el adiós de Karl Lagerfeld

Tras 36 años a cargo de las colecciones de Chanel, la moda se enluta con la partida de uno de los grandes genios creativos de nuestros tiempos. Trabajólico, polémico y talentosísimo, el diseñador de las eternas gafas negras supo mantener el legado de Coco Chanel impregnándole la modernidad necesaria para seguir vigente en tiempos en que todo parece desechable.

Las alarmas se encendieron en enero, cuando por primera vez el incombustible diseñador no salió a saludar para la colección de Alta Costura de Chanel en el Grand Palais y todos nos preguntamos si acaso se aproximaba el retiro de Karl Lagerfeld.

El icónico diseñador de origen alemán, también conocido como el káiser de la moda por sus polémicos y deslenguados comentarios –como cuando calificó a Adele de “un poco demasiado gorda”, dijo que “los estampados florales son para mujeres gordas de mediana edad”’, o simplemente confesó: “odio a los niños”- se lleva el inmenso mérito de rescatar a Chanel de la decadencia y elevarla nuevamente a su reinado como la firma más exitosa.

“Cuando entré en la maison nadie quería ponerse su ropa ni llevar sus accesorios. Nadie vestía de Chanel. Así que me lo tomé como un reto. Los dueños me dieron carta blanca para crear, para hacer algo que funcionase, pero sin presión. Si no lo conseguía, venderían la marca: pero sí insistieron en que con mi llegada vendría el éxito, como así fue. A mí me atrajo la idea de resucitar algo que estaba muerto”, confesaba el Káiser años después de aterrizar en la casa, según consignó la revista Vogue.

Y lo logró, adaptó los códigos esenciales de la casa de modas a los nuevos tiempos, creó escenarios de ensueño para sus desfiles –y altamente instagrameables-, descubrió a la súper modelo Claudia Schiffer, jugó al límite con estilos femeninos y masculinos a la vez; y supo reinventar los clásicos (como el ‘Little black dress’, el tweed, los zapatos de dos tonos, las perlas y las reediciones del imperecedero bolso 2.55, por nombrar algunos).

“Mi trabajo no es hacer lo que ella hizo, sino lo que ella habría hecho. Lo bueno de Chanel es que es una idea que puedes adaptar a muchas cosas “, dijo Lagerfeld en una oportunidad con respecto a Gabrielle Chanel. Dueño de una increíble mente creativa, el diseñador que empezó su carrera en Balamain, también trabajó con Chloé, Fendi y creó su propia marca homónima, además de explorar otros horizontes como la fotografía y films cortos.

Chanel, Fashion Show,Couture Collection, Fall Winter 2018 in Paris

Es un día triste para la moda y para quienes hemos observado sus creaciones año tras año. “El mayor tributo que podemos pagar hoy es continuar siguiendo el camino trazado por él, para citar a Karl, “continuar abrazando el presente e inventar el futuro””, dijo

Bruno Pavlovsky, Presidente de Moda en CHANEL. Virginie Viard, Directora del Estudio de Creación de Moda de la maison y la colaboradora más cercana a Karl Lagerfeld durante más de 30 años le sucederá para mantener vivo el legado de Coco Chanel y el káiser.

Adiós, Karl. Hombre solitario, irremplazable. A ver si acaso las próximas generaciones nos vuelvan a regalar el placer de ver un genio creativo de este nivel.