El efecto sunkissed: el maquillaje que todas queremos en verano

Nos gusta ese colorcito veraniego, pero es mejor lograr el efecto bronceado con ‘sol de mentira’, que con radiación UV para evitar los daños por la exposición prolongada al sol. La maquilladora Daniela Alzerreca de Estudio Your Beauty, nos enseña a usar el bronzer como experta y lograr el ansiado ‘sunkissed’ en un dos por tres. ¡Prepara tus brochas, empezamos!

Elige una base de maquillaje que sea uno o dos tonos más oscuros que tu piel, la puedes mezclar con tu crema hidratante para un efecto más glowy. Aplícala de manera uniforme, y no te olvides difuminar hacia el cuello (que en general es de un tono más claro que el de tu escote). Ayúdate con una brocha sintética y redonda para que quede bien esfumada y no se vea como una máscara.

A veces un producto es solo lo que necesitas: los polvos bronceantes. Aplicado en las zonas correctas, logras el look bronceado perfecto. Es importante no usarlo en toda la cara, sino que hacerlo en ciertos puntos estratégicos. Elige una brocha grande y redondeada, quita el exceso de producto en el antebrazo y elige los puntos altos del rostro: laterales de la frente, zona alta de los pómulos, una pizca en la nariz y en el centro del mentón.

¿Y el rubor? Esto es opcional. Daniela recomienda los tonos coralaes y anaranjados, que van muy bien en verano. Aplica el blush sobre las manzanas de tus mejillas y esfúmalo hacia el borde del rostro, fundiéndolo con el polvo bronceante que aplicaste anteriormente.

El toque final lo damos con el iluminador, prefiere uno en tonos dorados y aplícalo por sobre el hueso de los pómulos, en el arco de las cejas, un poquitito en el centro de la nariz, y casi imperceptible sobre los arcos de cupido.

Vienen días de calor que superarán los 34°C, este tip de maquillaje seguro te servirá.