Despierta tu piel ¡con café!

Nos ayuda a energizar las mañanas y acompaña nuestras jornadas en la oficina. El café es un poderoso estimulante y, según algunos estudios, tiene propiedades antioxidantes, contribuye a quemar grasas y prevenir algunas enfermedades cardíacas. Su efecto sobre la piel también tiene beneficios, pon atención y rescata los restos de tu cafecito am, los vas a necesitar.

 “El café es un activante del metabolismo, por lo tanto, promueve la circulación y mejora la apariencia de la piel, es un poderoso agente antienvejecimiento”, dice la cosmetóloga y directora de Casa Zapatitos, Karen Espinoza. Como es rico en minerales como potasio, magnesio, fósforo, calcio, sodio y hierro se ha ganado un lugar importante en la cosmética, tanto en productos elaborados como en forma natural.

Los granos molidos estimulan la renovación celular, tiene un efecto antiinflamatorio, diurético y antioxidante. Como es granulado puede actuar como exfoliante corporal y ayuda directamente a reducir la retención de líquido, a mejorar la calidad de la piel y como tratamiento para la celulitis. “Puedes usarlo como exfoliante o máscara en la zona de los muslos, lo ideal es acompañarlo de un tratamiento para la celulitis, porque si hay mucha retención de líquido, no basta solo con el café, necesitas masajes de drenaje linfático para ir depurando los tejidos”, explica Karen.

En el rostro, si bien tiene varios beneficios, como disminuir ojeras o ayudar a pieles con acné, Karen es cuidadosa. “Como el café es un vasodilatador y es un activante, podría causar más inflamación en pieles inflamadas o irritadas. En el caso de las bolsas en los ojos que se generan por retención de líquido, el café ayudará a drenar y aliviar esa zona, siempre y cuando tu piel esté estable y no sea sensible, de lo contrario es mejor preferir cremas envasadas que contengan café”, recomienda la especialista.

¿Cómo lo uso? En mascarillas o como cataplasma, dejándolo actuar por unos 10 minutos aproximadamente. Cuando usamos ingredientes naturales, es importante usarlos inmediatamente para aprovechar al máximo sus propiedades y evitar que se oxide. La cosmetóloga nos recomienda dos recetas para hacer en casa:

Para exfoliarte, necesitas: 3 cucharadas de café molido, 1 cucharada de aceite de oliva, 1 cucharada de azúcar. Mezcla todo y úsalo en la ducha con movimientos circulares, frota con suavidad para evitar irritar la piel.

Para una mascarilla mezcla 3 cucharadas de café molido y 3 cucharadas de aceite oliva. Aplica sobre la piel limpia y deja actuar de 15 a 20 minutos, enjuaga con abundante cantidad de agua y continúa con tu rutina de skincare.