El clásico de gym que deberías sumar si quieres resultados más rápidos

Las clases de Spinning (Indoor Cycle) son muy concurridas en los gimnasios, y aunque es una disciplina bastante antigua –se hizo masiva hacia principios de los ’90-, es también un clásico de los centros deportivos y tiene buenas razones. Hablamos con expertos de Youtopia Club, quienes nos contaron por qué deberías sumar un poco de pedaleo en tu semana de entrenamiento.

La primera razón (y bien tentadora), es que el Indoor Cycle es un gran aliado si quieres bajar de peso (en una clase se pueden quemar unas 700 calorías) y permite lograr resultados rápidos de tonicidad y pérdida de grasa en piernas, trasero y ¡el abdomen!  “Bien realizado tiene bajo impacto para las articulaciones, mejora la salud del corazón, reduce el estrés, aumenta la autoestima, libera endorfinas, así que te sientes más feliz; y ayuda a dormir mejor”, dice Francisco Barrera profesor del área de cycle en Youtopia Club.

Sin duda, beneficios que contribuyen a mejorar tu calidad de vida y la disposición con que enfrentas tu día a día. ¿Desarrollas musculatura? “Sí, pero más bien del tren inferior y sin abusar de los trabajos de alta intensidad, ya que generando un gran gasto calórico quizás se queme mucho músculo, por esta razón existen diferentes tipos de clases (recuperación, fondo, fuerza e intervalos)”, explica el profesor de Youtopia Club, Andrés Cañas.

“Mejora principalmente el metabolismo, ya que el cuerpo ‘aprende’ a quemar grasas a la vez que entrena. Y seguirás quemando después de clase. Aumenta la resistencia cardiovascular, y eso ayuda a prevenir patologías cardíacas. Moldea la figura, sobre todo piernas y trasero”, complementa Francisco.

Eso sí, es importante mencionar que las clases de Spinning son complementarias a otros ejercicios, ya que, si bien se realiza un trabajo cardio importante, con respecto a lo muscular el trabajo principal es del tren inferior. Por esta razón los expertos recomiendan sumarle otras disciplinas que desarrollen musculatura, como Yoga, Pilates, TRX, crossfit, entrenamiento funcional, BodyPump o un trabajo de pesas, enfocado principalmente al tren superior.

Por último, nunca hay que olvidarse que no todas las prácticas deportivas funcionan igual para todo el mundo. En general, cualquier persona activa y sana podría practicar Indoor Cycle –siendo respetuoso de las propias capacidades y ritmos que puedes lograr-. Sin embargo, la recomendación es siempre consultar al médico y al entrenador, sobre todo si padeces patologías cardiacas, tienes presión alta o lesiones en la espalda y/o rodillas. Y siempre, siempre, siempre, toma mucha agua antes, durante y después de la clase.

¿Sabes lo que deberías comer antes y después de entrenar? Te lo contamos aquí.