Delineados a prueba de principiantes que arman el look

Un buen delineado cambia la mirada por completo. Puede ser más natural o ultra definido, y lo más importante es que no necesitas ser una experta. La maquilladora Daniela Alzérreca de Estudio Your Beauty (@bydanialzerreca) nos enseñó  tres técnicas para lograr un buen delineado y quedar lista para salir.

¿Estás apurada? ¿No tienes buen pulso? Tu producto ideal para delinear es una sombra. Con esto logras definir tu mirada sin tener que preocuparte de que te quede perfecto. Ocupa una brocha fina de corte angular (en diagonal) y humedécela antes de aplicar la sombra. Haz tu delineado aplicando la sombra con golpecitos y bien cerca de la raíz de tus pestañas. De esta manera, enmarcas tus ojos rápido y naturalmente, ya que logras una línea difuminada en pocos minutos.

 

¿Quieres un look un poco más intenso? Entonces usa un lápiz delineador antes de la sombra. ¿Cómo? Haz el trazo con el lápiz, preocupándote de que quede más fino mientras te acercas al lagrimal. No importa que no quede perfecto, porque después puedes repasar el trazo con una sombra del mismo tono. Esto va a hacer que quede esfumado y perfecto en 2 segundos, y le va a agregar intensidad a tu delineado.

¿Te encanta un delineado definido y bien contrastante? Para esto prefiere un delineador gel. Lo importante es que utilices una brocha muy fina y que tengas buen pulso (¡y paciencia!) Aplica poca cantidad del producto en tu brocha,  comienza delineando desde el final de tu ojo hacia el lagrimal, afinando cada vez más la línea. Y si tienes los ojos caídos, preocúpate de que ésta termine hacia arriba en la esquina del ojo.

Te dimos los consejos más fáciles y rápidos. “Esto es pura práctica, de a poco se te va a hacer más fácil y lo vas a lograr en menos tiempo”, dice Daniela.