La magia egipcia de Chanel

Chanel tiene dos cosas que siempre nos impactan: la capacidad de combinar lo moderno y lo clásico con equilibrio, y la habilidad de trasladarnos a locaciones increíbles e incluso a otros tiempos en cada pasarela. Esta vez Karl Lagerfeld nos llevó hacia Cleopatra, la musa inspiradora del Métiers d’Art 2018-2019.

Este año Karl Lagerfeld llevó una de sus grandes pasiones a las pasarelas, la antigüedad. Y eligió Egipto como inspiración para el Métiers d’ Art (oficios del arte), instancia que se realiza cada diciembre –desde el año 2002- para celebrar el arte de la confección hecha a mano y el tan francés ‘savoir-faire’ (saber hacer).

En un verdadero templo egipcio, el Templo de Dendur (instalado al interior del museo MET de Nueva York) se realizó la pasarela que dejó a todos boquiabiertos –como siempre, ¡bien Chanel!- . Maxi accesorios (collares, cinturones, turbantes y carteras con forma de pirámide), mucho metalizado, botas largas y prendas oversize desfilaron entre muros ancestrales mostrando una propuesta de belleza, simplemente, espectacular.

El maquillaje estuvo a cargo de la directora creativa de maquillaje y color de Chanel, Lucia Pica, con referencias a Cleopatra. Así, se pudieron ver varios estilos de cat eye, algunos más modernos y abstractos en colores y bajo el concepto de ‘negative space’ (que deja parte de la piel al descubierto), y otros más fieles al estilo egipcio. El pelo, a cargo de Sam McKnight, fue peinado hacia atrás y con efecto húmedo acompañó con elegancia el dramatismo de cada estilismo

En cuanto a tendencias, Lagerfeld llevó guiños noventeros, looks de total denim, botas altísimas. Mucho dorado, tonalidades iridiscentes, estampados gráficos y geométricos. Sin duda fue un desfile para soñar y viajar, por algunos minutos, a la fantasía de faraones.

Mira aquí la colección de Chanel Ready-to-Wear 2019.