Tendencias en la oficina ¿por qué no?

Si te gusta la moda, seguro estás al tanto de las tendencias y novedades que los diseñadores entregan cada temporada. Sin embargo, aunque nos fascine ver las propuestas en las pasarelas, llevarlas en la vida real es otra cosa. Si quieres llevar tu lado fashionista al trabajo, en este artículo te ayudamos a inspirarte.

A medida que se elevan las temperaturas, también lo hace el espíritu y dan ganas de jugar más con el look. Estampados florales, blazers, faldas, trajes, vestidos y accesorios se combinan para lograr estilos renovados, atrevidos y sobre todo, jugados para ir a trabajar.

A lo ‘girl boss’. Para ambientes de trabajo más corporativos, un traje de dos piezas es una carta segura. Tom Ford, Giorgio Armani Privé y Tibi lo llevaron en sus pasarelas SS2018. Aunque el traje negro o blanco son eternamente chic, la tendencia invita a llevar pantalones más sueltos y a atreverse con colores llamativos: rosa, rojo, amarillo y hasta verde son los llamados de la moda. Y aunque el total look se ha llevado el protagonismo hace un tiempo, también puedes llevar el blazer y el pantalón en tonos diferentes. Si la ocasión lo permite, combínalos con una camiseta blanca para llevarlo más relajado.

Femenina. Incorpora estampados florales en vestidos (el wrap dress o vestido envolvente va bien tanto para las más curvilíneas como con aquellas mujeres de siluetas más rectangulares), pantalones y hasta en blazers.  Los puedes combinar con mules, sandalias, ballerinas y zapatillas si la situación lo permite (y en ese caso, procura que si usas un vestido lo combines con un blazer dará esa sensación de mayor formalidad, o en general prefiere prendas más estructuradas para jugar con el estilo sporty chic). También puedes crear tu outfit para la oficina con vestidos camiseros o tipo túnica. No son los looks más aptos para ambientes muy formales, pero si te desenvuelves en espacios más permisivos es una buena alternativa.

¿Rosado chicle para la oficina? ¿¡Y por qué no!? Aún cuando se asocian los colores más oscuros para trabajar, como te contábamos más arriba todo va en la forma en que lo utilices. Incorpora prendas estructuradas como un blazer, o un pantalón de tela para aportar más formalidad.

Y por último, las faldas de moda. Una pencil skirt o una falda plisada son muy fáciles de usar. Con ballerinas o mules quedan perfectas para looks más cómodos, o con sandalias altas para una situación más elegante. Puedes jugar con las telas, por ejemplo cuero o seda, y combinar con tops más simples.

Haz clic aquí para inspirarte con más ideas para crear outfits de oficina.