Descubre por qué debes comer más apio

Es uno de los vegetales más típicos de esta época, fresquito y de muy bajas calorías, está presente en casi todas las dietas y ensaladas. Pero el apio, en realidad es un súperalimento que deberías conocer mejor, porque sus propiedades son muchas más de las que imaginas, tanto para la piel, como para nuestras hormonas.

El apio, verdura de la familia del perejil, es rico en vitaminas,  fibras, y aceites esenciales, También contiene minerales y antioxidantes que contribuyen a mejorar la digestión, purificar el torrente sanguíneo y a mejorar la calidad de la piel.

“Es uno de los principales diuréticos y alcalinizantes para la salud. Contiene limoneno (aceite esencial), que ayuda a aliviar la retención de líquido. Es un diurético, que no deshidrata como ocurre en otros casos. Para las mujeres es muy bueno consumirlo, ya que –hormonalmente- pasamos momentos de mayor retención durante el mes”, explica la naturópata y cosmetóloga natural, Denisse Ortiz (naturopatadenisseortiz@gmail.com).

El apio también tiene vitaminas A, B1, B3, B6, C y es rico en vitamina K, óptima en la salud del corazón, porque favorece la salud de los vasos capilares y la buena cicatrización. Contiene minerales como el potasio (previene calambres), magnesio, fósforo, calcio y selenio. Posee propiedade anticancerígenas y antiinflamatorias.

Para las mujeres es un alimento especialmente bueno, en cuanto es un excelente emenagogo –promueve la regulación hormonal y contribuye a regular la menstruación-. Eso sí, ¡ojo las mujeres embarazadas! Deben evitar el consumo de apio los tres primeros meses de gestación, y luego ingerirlo con moderación. Nuestra recomendación es siempre consultar con el ginecólogo.

El apio también contribuye a la belleza “como es un depurador del hígado, eso se refleja en la piel, que se vuelve más luminosa y también permite una mejor absorción de nutrientes”, agrega Ortiz.

¿Cómo consumir el apio?

¡Fácil! Lo puedes comer crudo en ensaladas o cocido en sopas. La especialista recomienda incorporar también sus hojas. Puedes hacer batidos (con perejil y media manzana verde) o infusiones (se prepara con agua recién hervida y se deja reposar por 15 minutos). En ese caso es más conveniente tomarla día por medio, descansar por una semana y retomar.

Para la piel puedes incluir 2 a 3 gotitas de aceite esencial de apio en tu crema hidratante. También puedes machar apio con aceite de oliva. “Esta mezcla se debe aplicar en la noche, y se deja puesta sobre la piel limpia por 20 minutos. Al día siguiente es importante aplicar protector solar porque la piel queda sensible al sol. Recomiendo esta mascarilla una vez a la semana para atenuar manchas”, recomienda la especialista.