El jeans que más beneficia tu figura

No es ajustado, ni suelto. Es un clásico de todos los tiempos, aunque se ha puesto más de moda recientemente. ¿Aún no adivinas?  Nos referimos al pantalón recto, un calce muy favorecedor para la mayoría de las figuras.

Cada temporada hay un diseño de jeans que predomina en la industria de la moda: pitillos, culottes, boyfriend, mom fit, cigarrete, boot cut… y podríamos seguir. Pero hay uno que permanece firme, a veces hasta olvidado, año tras año; el pantalón recto.

Son ajustados desde las caderas hasta la rodilla, y caen rectos hacia el suelo (sin marcar las pantorrillas). Este modelo es muy favorecedor para las mujeres de piernas gruesas, ya que disimulan rodillas y pantorrillas gruesas, y también quedan muy bien a mujeres angostas de cadera.

Por lo general estos pantalones son de tiro medio, es decir, llegan a la altura del ombligo aproximadamente. Este calce es el que más beneficia a los diferentes tipos de cuerpo. No acorta las piernas como el pantalón a la cadera y no potencia la pancita baja como los jeans de tiro a la cintura. Modela las caderas (disimula a quienes son de caderas más anchas y potencia a las más angostas), estiliza la figura y aporta una onda relajada.

“Me gusta mucho más el calce de un jeans recto, un cropped flare o directamente flare, porque al usarlos con un poco de taco (5 cms) se lucen las piernas y si usamos una polera o blusa metida dentro, estilizan mucho”, explica la personal stylist, Carola Montenegro (@carola_montenegro).

Si no tienes un straight jeans en tu clóset vale la pena incorporarlo, lo vas a usar muchísimo. Eso sí, es importante que te quede del largo justo para no se arrugue abajo y cumpla con estilizar las piernas. “El pantalón recto con un block heel de 4 o 5 cms me parece un perfect match o con una sandalia de 8-9 cms para una ocasión más formal también se ve súper”, finaliza la experta.