LA DIETA DE LA LONGEVIDAD: EL SECRETO DE LA JUVENTUD ETERNA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Priorizar una alimentación vegana, practicar ejercicio moderado, ayunar al menos tres veces al año y restringir las carnes y azúcares podría lograr que vivamos más de 100 años. Estas son las claves que entrega el bioquímico Valter Longo en el bestseller La dieta de la longevidad, que promete evitar el envejecimiento precoz y las enfermedades degenerativas.

Por María Fernanda Aguirre

 

Bautizado como “el gurú de la longevidad”, el científico Valter Longo (director del Instituto de Longevidad de la Facultad de Gerontología de la Universidad de California del Sur) estudió la relación entre nutrientes, genes, envejecimiento y enfermedades.

 

Después 25 años de investigación y recorrer el mundo, desde Okinawa, a California, Costa Rica y Calabria, entre otros lugares, donde ha analizado los hábitos alimenticios y de estilo de vida de más de 300 personas centenarias, asegura que el secreto de la juventud eterna estaría en intervenir el envejecimiento precoz, de modo que esto nos ayudaría a superar los 100 años e incluso prevenir patologías como Alzheimer y Parkinson.

 

¿Cómo recomienda hacerlo? Aquí los pasos, según el científico.

1) Mantener una dieta estricta, en base a una alimentación vegana o pesceteriana y cercana a los productos de origen vegetal como legumbres, verduras, hortalizas y frutas.

 

2) Comer tres veces al día en un plazo de doce horas. El científico rechaza la idea de comer tantas veces al día, pues considera que esa idea sería la responsable de los altos índices de obesidad de Estados Unidos.

3) Practicar al menos dos veces al año el ayuno. Esto según el científico “reduce la enzima PKA que es el gen clave que debe apagarse para que las células madre pasen a la modalidad regenerativa”.

4) Evitar el consumo de carnes rojas y transformar a las legumbres en la fuente de proteína del cuerpo. El científico considera que “se deben ingerir 0,8 gramos de proteína por kilo de peso hasta los 65 años y después de esa edad se puede aumentar gradualmente”.

5) Reducir grasas, carbohidratos y azúcares.

6) Beber dos copas de vino al día, dos o tres tazas de café y agua. Y acompañar la dieta con ejercicio moderado, es decir, basta con caminar rápido o subir escaleras.

7) Realizar la última comida cuatro horas antes de dormir, para poder digerir mejor la ingesta.

 

*Crédito fotos: PINTEREST

Maria Fernanda Aguirre

Maria Fernanda Aguirre

Fer o @mariafernandainsta. Periodista chilena tan minimalista como maximalista. Me muevo en temas de moda, belleza, entretenimiento y vida social. Fan innata del pop y el glitter en todas sus versiones.