Casa Feng Shui, casa positiva

A ver si coincidimos en lo siguiente. Estamos en una época en la que la gente reconoce de forma consciente que es sano encontrar un balance en nuestras vidas. Y esto abarca nuestro cuerpo, nuestra mente, nuestra alimentación, nuestro estilo de vida y, por supuesto, también nuestras casas. ¿O no?

Por eso esta semana vamos a hablar del Estilo Feng Shui. La verdad es que si queremos vivir una vida que fluya de forma positiva al 100%, la casa es un aspecto fundamental a tener en cuenta. Ahí es donde dormimos, donde llegamos a relajarnos, donde nos juntamos con amigos, donde formamos una familia y donde en definitiva pasamos por muchísimas cosas.

Cuando decimos Feng Shui estamos hablando de un sistema antiguo chino que se basa en estudiar el flujo de la energía (o Chi) en los diferentes espacios para ver cómo afecta a las personas que viven en ellos. Long story short, lo que tenemos que tratar es acomodar las cosas de forma tal que la energía de nuestra casa esté alineada con nuestra propia energía. Que fluya de forma positiva.

Y para eso, acá van algunos tips que nos pueden ayudar.

La puerta de entrada es clave. ¿Por qué? Porque representa como el “Chi” llega a nuestras casas y a nuestras vidas. Es importante que esté despejada, que cierre y abra bien y que la usemos para entrar y salir. Parece una obviedad, pero mucha gente entra por el garaje o por alguna puerta trasera. ¡¡No olvidarse del timbre!! Si hay, que funcione bien.

Una vez dentro de la casa pasamos al living, el corazón de todo hogar y donde generalmente esta el movimiento cuando lo hay. Se supone que es un lugar de comunicación, uno que además dice mucho de nosotros como personas.  Los muebles tienen que ser funcionales y estar ordenados con seguridad. Los sillones firmes contra la pared o  en un ángulo que permita ver la puerta de entrada o las ventanas. Otras sillas y almohadones que elijamos tienen que ser cómodas y estar prolijas. Se recomienda decorar con fotos familiares o cuadros y objetos alegres.

Después es el turno del comedor, un lugar indiscutible de unión. Lo primero que podemos hacer acá es usar una mesa redonda, la cual iguala a todos los que se sienten en ella. Esto termina con las famosas jerarquías a la hora de comer. O quién no vio alguna vez a un padre de familia sentarse en una de las puntas, en ese lugar especialmente reservado para… ¿reyes? Se recomienda siempre poner algo arriba de la mesa para que no haya vacío. Unas buenas flores o alguna planta son una gran alternativa.

En cuanto a la cocina, tratemos de separar el espacio entre el fuego y el agua y mantengamos siempre el orden y la limpieza. Lo mismo podemos decir sobre los baños, donde podemos agregar cerrar la tapa de inodoro y ocuparnos de ventilar para que esté lo más despejado y aireado posible.

Por último, los cuartos.  Acá es donde descansamos por lo que evitemos poner cualquier cosa de trabajo o que nos genere estrés. La cama no debe estar en frente de la puerta, delante de espejos o debajo de ventanas. Y last but not least, por más lindas que sean, las plantas tienen energía intensa por lo que no las recomiendan en este espacio.

Y ahora pasamos de la China a la India para despedirnos con un gran Namasté y cerrar la nota con un poco más de equilibrio y paz.

Sofi Martini

Sofi Martini

Soy Sofi o So o Sow. Curiosa por naturaleza y Comunicadora Social según la universidad. Trend seeker & viajera incansable por definición, fotógrafa aficionada por elección. Pet friendly sin discusión y lectora fanática de casi todas las temáticas.