God Save the Kilt

No sólo de tendencias vive la moda. También de tradiciones.

Yo me pregunto si siempre será necesario esperar a que otro(a) use cierta prenda o accesorio para poder decir “ok, entonces es tiempo de que lo use yo tb”.

Aquí entra en escena el caso de la Kilt. El diseño escocés, proviene de una cultura británica tradicional. Y como buena tradición, su uso nunca ha dejado del todo de estar presente en la cotidianeidad urbana ni en las primeras filas del estilo y los must have.

Siendo por siglos y hasta nuestros días prenda obligatoria del closet masculino en Escocia y las Casas de familias mas tradicionales en Gran Bretaña, la kilt se ve y se viste en todas las latitudes y zonas horarias, y ya no sólo luciendo piernas peludas y fornidas en la tierra del legendario William Wallace.

Aunque por estos días se vea tarde, mal y nunca en las calles – europeas y americanas- , porque claro, las tendencias explotan y muchas veces cubren estos objetos de culto,  los ciclos de la moda son constantes e inevitables. Y tradiciones como la de la kilt siempre vuelven a protagonizar las pistas, calles y pasarelas del mundo.

No es requisito saber tocar la gaita ni dejar de usar ropa interior, para lucir una falda escocesa, asi es que, como todavia faltan meses para el verano, les propongo re-evaluar el uso de la kilt y ver cómo nos va.

En probar no hay engaño.

  Kilt1kilt2kilt3kilt4kilt5kilt6kilt7kilt7kilt8kilt9