Beauty Police: Bar de Cejas de Benefit

Nunca antes me había perfilado las cejas. Es más, era una zona de mi rostro que había decidido dejar intacta hace muchos años, a excepción del día en que me casé, que fue la única vez que le permití a alguien sacarme algunas con pinzas. Y no era porque las tuviera perfectas -para nada-, pero tampoco era algo del otro mundo, por lo que ahí estaban, largas y desordenadas pero viviendo felices y al natural sobre mis ojos.

Hasta que me llegó una invitación a probar el Brow Bar de Benefit. Y debo admitir que jamás pensé que me gustaría tanto el resultado. Les cuento.

Llegué al corner de Benefit de Falabella en el Parque Arauco y me atendió Rocío. Me hizo tomar asiento y empezó a explicarme de qué se trataba el perfilado de cejas que iba a realizarme y que constaba básicamente de 3 pasos:

1) Mapeo: Con la parte de atrás de un pincel, Rocío medía el arco de mis cejas para verificar que tuvieran la forma adecuada según el ángulo de mis ojos, e iba marcando con una sombra de cera café la forma ideal para mi rostro.

2) Depilación: Luego, con un cepillo para cejas (los mismos que vienen en gran parte de las máscaras de pestañas), las iba peinando hacia arriba, para luego ir cortando con una tijera las que estaban más largas. Y entonces, la hora de la verdad. Aquí debo admitir que estaba un poco tensa. No porque no confiara en Rocío, sino que porque yo -ingenua- siempre pensé que esto se hacía sólo con pinzas, y temía en un lejano rincón de mi ser, quedar con una fina y delgada línea como la de mi abuelita. Pero bueno. Me lancé a la depilación con una cera de miel para pieles sensibles, que estaba a una temperatura perfecta y, sépanlo, no me dolió nada. Después de esto, me sacó un par de pelos rebeldes con pinzas y ya estábamos casi listas.

3) Camuflaje: Esta parte me encantó. Pero antes de explicarla, déjenme decirles algo.

Para nosotras las chilenas, que en general somos bastante pudorosas, no es fácil ir a sentarse en medio de una tienda de retail a dePilarse a la vista y paciencia de todos. Y entiendo a quienes les cause reserva hacerlo. De hecho la mayoría de las mujeres que paseaban por ahí, pararon a mirar. Pero también tenemos que admitir que esto es de lo más normal. TODAS nos depilamos, algunas más, otras menos, y en otros países esto es algo absolutamente normal. En lo personal, nunca me sentí incómoda ni me molestó estar ahí, pero eso ya es una decisión completamente personal.

El camuflaje es la artimaña perfecta para poder seguir con tu vida normal después de una depilación. ¿A qué me refiero? Cada vez que uno se depila con cera, lógicamente la piel se irrita un poco y por ende, la zona tratada queda roja o colorada. Y claro, irte después del perfilado de cejas a una reunión de negocios no tiene mucha gracia. Por eso, este servicio incluye además, un camuflaje de rojez, utilizando una cooling creme para hidratar y luego los productos Benefit, para que así puedas salir de ahí “como si nada”.

En ese momento, al mirarme al espejo, supe que había encontrado otra adicción. Es que jamás pensé que con unas cejas definidas y ordenadas, ¡la mirada cambiara tanto!

Para finalizar, Rocío rellenó algunos espacios donde me faltaban pelitos con el Brow Zings, una cajita que incluye dos pinceles, unas mini pinzas, una especie de sombra café para el relleno y otra más oscura que es una cera que ayuda a “peinarlas”. El kit ideal para perfilar las cejas en tu casa, especialmente si te falta crecimiento en algunas zonas y quieres que se vean parejas.

Y listo. Lo único de lo que estaba segura al salir de ahí, era que en un mes más volvería por mi nuevo perfilado.

¿Conocías el Brow Bar de Benefit? ¿Lo probarías?

*Todo lo descrito anteriormente forma parte del servicio de perfilado de Cejas y tiene un valor de $9.000.

Equipo de Cranberry Chic

Equipo de Cranberry Chic

Inspírate y descubre los mejores looks de las principales trendsetters de tu país. Descarga nuestra app o registrate en www.cranberrychic.com

No Comments Yet

Comments are closed